Adios, adios

Como dijo en una ocasión el reconocido y a veces ya muy olvidado Ruben Darío...

Juventud, divino tesoro;
ya te vas para no volver.
Cuando quiero reir, lloro
y a veces lloro sin querer.

Comments