Disturbios en Chihuahua

"Sigo teniendo el toque mágico para éstos despapayes"

Manifestantes derribaron el miércoles las puertas del Palacio de Gobierno de Chihuahua, durante la protesta para exigir la renuncia del gobernador César Duarte, cuya administración termina en octubre próximo. Los disturbios escalaron y dejaron un saldo de 100 detenidos.

Todo inició como una manifestación convocada por Unión Ciudadana –que encabeza el activista Jaime García Chávez, la cual se desbordó en hechos violentos, que fueron controlados después de más de cinco horas por la Policía estatal.
Jaime García Chávez, activista quien a través de Unión Ciudadana convocó a la protesta, pidió mesura a los manifestantes pero un grupo exigía que la puerta fuera derrumbada o quemada.
Desde el interior del edificio fue lanzado gas lacrimógeno, con lo que se logró dispersar un poco a la turba, pero al poco tiempo retomó fuerza. En ese momento, alrededor de las 12 del día, llegaron los primeros contingentes de policías antimotines que resguardaron el acceso, pero esto generó aún más violencia.
Los grupos empezaron a arrojar piedras contra los agentes, por lo que en cuestión de minutos se registraron los primeros lesionados que fueron llevados a las ambulancias. Debido a que la situación no mejoraba llegaron más agentes que entraron al Palacio por los huecos de la puerta dañada, mientras que más gas era lanzado contra los protestantes.

Comments